Impuesto Sobre El Patrimonio: El Regreso

La aprobación del Real Decreto-Ley que recupera, con algunas modificaciones, el Impuesto sobre el Patrimonio ha generado mucha polémica.

Lo cierto es que el 31 de diciembre del presente año 2011 los contribuyentes afectados tendrán que hacer una foto a su patrimonio y lo que haya ese día se declarará junto con la renta entre mayo y junio de 2012. Y aunque en principio este Impuesto se tendrá que declarar sólo por los años 2011 y 2012, podría prorrogarse, sin embargo, el portavoz de Economía y Hacienda del Partido Popular, asegura que dejará que este impuesto caduque si ellos llegan a La Moncloa.

Se discute mucho sobre si este impuesto es para ricos o si finalmente lo pagarán las clases medias, como casi todo. Es cierto que han aumentado el mínimo exento, llegando a 300.000 euros por la vivienda habitual 700.000 euros por el total del patrimonio personal. Es discutible si estos números son lo suficientemente altos para no gravar a las clases medias, sobre todo teniendo en cuenta los precios que se manejaban en plena burbuja inmobiliaria y la subida de los valores catastrales que los ayuntamientos ahora no rebajan.

Aún así, las grandes fortunas no suelen estar sujetas al impuesto sobre el patrimonio o solo tributan por una parte mínima de sus bienes. Existen fórmulas dentro del propio sistema fiscal que les permite reducir (y hasta evitar), sin necesidad de cometer fraude fiscal, el pago del impuesto.

Algunas de estas soluciones de “ricos” son las SICAV, Sociedades Patrimoniales o Fundaciones. Dado que las sociedades seguirán estando exentas de tributación por este Impuesto sobre el Patrimonio, porque es un tributo que grava la capacidad personal, quienes pueden permitirse tener sus bienes a nombre de sociedades no pagarán este impuesto… ¡Sin más!

¿Incrementar la presión fiscal es la solución?

Muchas cifras se barajan respecto de los alcances de esta medida. Oficialmente, se calcula que unas 160 mil personas deberán abonar en el año 2012 una cantidad que ronda los 1.000 millones de euros. Teniendo en cuenta que el déficit anual a fecha de hoy es de 30.000 millones de euros, podemos concluir que no supondrá gran impacto en ningún caso…

En la actual situación, cada euro que se ingrese es crucial, pero el incremento de la presión fiscal podría volverse en contra si las grandes fortunas eligen abandonar el país en busca de normativas más beneficiosas. En ese caso, el Estado dejaría de percibir la cantidad correspondiente al Impuesto sobre Patrimonio.

También se correría el riesgo de reducir más ingresos por IVA, IRPF y otros tributos. Por tanto, es muy posible que se termine perdiendo más de lo que pretende recaudarse con estas reformas fiscales. Aunque bien es cierto que, el hecho de “caducar” el impuesto sobre patrimonio en dos años, hace muy costosas operaciones tributarias que reduzcan o eliminen dicho tributo que sólo se va a pagar en 2012 y 2013. Toca hacer números para estudiar la rentabilidad de las operaciones que consiguen paliar el efecto de este Impuesto.

El tema de fondo es si la recuperación de este Impuesto tendrá algún impacto real en la recuperación económica de un país que agoniza y en la falta de ingresos del Estado. El problema del déficit estatal ya no es la recaudación, sino el gasto excesivo, el despilfarro y una mala gestión del dinero.

Lo que hay que hacer es reducir el gasto, empezando por la eliminación de Ayuntamientos, Gobiernos Civiles, Consejerías de las Comunidades Autónomas, no pagar estudios e informes innecesarios y vacíos de contenido que sólo generan deuda y la compra de votos a los políticos de turno, reducir multitud de subvenciones incontroladas y el despilfarro de ayuntamientos en “langostinos y botellas de vino”.

Se debería apoyar la creación de empresas, abogar por la transparencia absoluta en el manejo del dinero público y si una vez hecho esto es necesario algún otro recorte, entonces lo estudiaremos.

Ruiz Ballesteros

Jesús R. Ballesteros

Jesús es Economista y Abogado, estudió la licenciatura de Economía en la Universidad de Navarra, es Máster en Tributación por Garrigues, donde comenzó a trabajar en la oficina de Granada, pasó por otros dos despachos multinacionales de reconocido prestigio mientras estudiaba Derecho en Madrid, hasta que finalmente constituyó Ruiz Ballesteros Abogados y Asesores Fiscales a principios de 2006. Jesús es colaborador habitual de medios de comunicación cuando tratan temas empresariales, fiscales y jurídicos, como Radio Intereconomía en el programa “Foro Fiscal”, Cadena Ser y Ondacero. Doctorando en la Universidad de Granada con una Tesina titulada “Intercambio internacional de información tributaria y Paraísos Fiscales”, que defendió ante el tribunal correspondiente obteniendo el DEA en Derecho Financiero y Tributario con Sobresaliente. El título de su Tesina deja claro que ha profundizado como pocos en este ámbito del derecho, lo que le facilita el trabajo actual en fiscalidad internacional. Autor del libro “Cómo rentabilizar tu declaración de la renta” e ideólogo y desarrollador de la primera aplicación jurídica en España dedicada a la descarga de modelos de documentos legales, Paxtum. Profesor-Colaborador del Instituto Superior de Derecho y Economía (ISDE), para las materias de Derecho Mercantil y Derecho Financiero-Tributario, siendo así co-autor de los libros teóricos de ambas áreas y del libro de “casos prácticos” de Derecho Financiero-Tributario. Experto en el sistema tributario español, fiscalidad internacional y derecho societario-mercantil, habla inglés y es el Director de nuestra empresa, Ruiz Ballesteros Abogados y Asesores Fiscales.

Deja un comentario