Exención de Rentas obtenidas por trabajos en el extranjero, (art.7.p) del IRPF

El IRPF es un tributo de carácter personal y directo, que grava la renta de las personas físicas, de acuerdo con sus circunstancias personales y familiares.

Existen una serie de Rentas exentas, detalladas fundamentalmente en el artículo 7 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (en adelante, IRPF). En concreto nos referiremos a las que se incluyen en el apartado “p” del citado artículo: “Rentas obtenidas por trabajos en el extranjero”.

La Ley establece que estarán exentas de tributación todas las retribuciones percibidas por el contribuyente residente fiscal en España, por trabajos realizados fuera del territorio español, siempre y cuando se cumplan una serie de requisitos, y con un límite.

Esta es una forma de favorecer la competitividad de las empresas españolas y su internacionalización, ofreciendo incentivos fiscales a los trabajadores que desplacen fuera de España para realizar algunos trabajos, normalmente temporales.

En este tipo de retribuciones, para poder valorar si se puede acoger o no a la exención, es necesario analizar cada caso concreto, ya que ha sido objeto de controversia por la diversidad de posibilidades, relaciones laborales y condiciones.

Analicemos pues esos requisitos de obligado cumplimiento:

1. Rendimientos del trabajo percibidos por trabajos efectivamente realizados en el extranjero

En primer lugar, se debe analizar la naturaleza de los rendimientos del trabajo susceptibles de acogerse a esta exención. Es necesario que el trabajador se desplace físicamente fuera de España y que los trabajos se realicen realmente en el extranjero. Para ello será necesario que el centro de trabajo se fije, aunque sea temporalmente, fuera de España. Puede ser un trabajador destinado en el extranjero, o bien un traslado temporal del mismo.

Puede acogerse a esta exención tanto un trabajador que forme parte de la plantilla, como alguien contratado expresamente para ese trabajo. No es relevante que el empleador que le contrata sea una entidad privada o una Administración Pública, ni tampoco es relevante que sea una entidad residente o no.

2. Que dichos trabajos se realicen para una empresa o entidad no residente en España, o para un establecimiento permanente radicado en el extranjero

La exención será aplicable siempre que el beneficiario efectivo sea una entidad no residente, o un establecimiento permanente en el extranjero. No se aplica si el beneficiario del trabajo que se realiza en el extranjero es una empresa residente en España (para buscar acuerdos comerciales con terceros, estudios de mercado y captación de proyectos para la entidad, etc.).

Si la relación laboral es con una entidad residente en España: el trabajador se desplaza al extranjero, por cuenta y bajo la dirección de su empresa, a realizar el trabajo para el que ha sido contratada su empresa: “servicios entre empresas independientes”.

En prestación de servicios transnacional: desplazamientos a un centro de trabajo de la empresa en el extranjero, o de una empresa del grupo. En este caso la clave es poder responder a la pregunta ¿una empresa independiente hubiese estado dispuesto a pagar a otra empresa independiente la ejecución de esa actividad? Lo que importa es lo que sea el destinatario final.

Si la relación laboral es con una entidad no residente: puede realizarse sin cambio de residencia (trabajador transfronterizo), o con cambio efectivo de residencia: en este caso es importante el año de entrada y de salida.

En principio se habla de relaciones laborales con el trabajador, en cuanto a sus rendimientos del trabajo, por lo que a priori no se aplicaría a trabajadores autónomos que presten sus servicios fuera, ya que sus servicios se declaran como rendimientos de actividades económicas. No obstante, existen casos en los que los contratos son realmente laborales. Si puede probarse que se trata de lo más comúnmente llamado “falso autónomo”, sí que podría llegar a acogerse a esta exención.

3. Que en el territorio en que se realicen los trabajos se aplique un impuesto de naturaleza idéntica o análoga a la del IRPF, y no se trate de un país o territorio calificado reglamentariamente como paraíso fiscal

Cuando el trabajo se preste en un país con Convenio de Doble Imposición con cláusula de intercambio de información, se entenderá cumplido este requisito. Si no hay convenio, deberá probarlo. Nunca se podrá aplicar si el país o territorio en el que se realice el trabajo es considerado paraíso fiscal para España. Se debe analizar el país en el que se prestan materialmente los servicios. Si son varios países, habrá que analizar cada uno de ellos.

4. Límite máximo de 60.100 euros anuales

Única y anual. No se prorratea. La exención se aplicará a las retribuciones devengadas durante los días de estancia en el extranjero y tendrá como límite anual la cantidad de 60.100 euros, que deberá prorratearse por el tiempo de permanencia en el país donde se realiza el trabajo, calculado sobre los 365 días del año.

Salvo retribuciones específicas, se hará el reparto “total de días naturales del desplazamiento, incluyendo días no laborales, (sin contar los que se quede por motivos personales antes o después de realizar los trabajos), entre el número total de los días del año. Si todos los rendimientos se devengan durante su desplazamiento al extranjero, no se hace reparto proporcional.

5. En el caso de contribuyentes destinados en el extranjero, la exención es incompatible con el régimen de excesos excluidos de tributación (art. 9.A.3.b 4º del RIRPF)

El contribuyente puede optar por la aplicación de un régimen u otro.

Es compatible con el régimen de dietas, pero no con régimen de excesos excluidos de tributación, en concepto de asignaciones para gastos de manutención o estancia.

El régimen de excesos, recogido en el art. 9.A.3.b 4º del Reglamento del IRPF, podrá aplicarse siempre que el desplazamiento implique un cambio de centro de trabajo superior a 9 meses, sin perder la residencia fiscal en España, y permite considerar como dieta fuera de gravamen los complementos que el trabajador desplazado reciba por dicho desplazamiento y de forma adicional a su salario habitual, sin limitación cuantitativa y sin necesidad de que en el país destino exista un impuesto análogo.

Será por lo tanto necesario analizar si conviene aplicar este régimen o acogerse a la exención incluida en el artículo 7.p) LIRPF en función de las condiciones específicas aplicables.

Resumen
Exención de Rentas obtenidas por trabajos en el extranjero, (art.7.p) del IRPF
Título del post
Exención de Rentas obtenidas por trabajos en el extranjero, (art.7.p) del IRPF
Descripción
La Ley establece que estarán exentas de tributación todas las retribuciones percibidas por el contribuyente residente fiscal en España, por trabajos realizados fuera del territorio español, siempre y cuando se cumplan una serie de requisitos, y con un límite.
Autor
Editor
Ruiz Ballesteros
Logo editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat