Protocolo familiar

business-740075_640

¿Qué es el Protocolo familiar?:

El protocolo familiar es igual que aquello a lo que llamamos “pacto entre socios” pero cuando estos socios son “Familia”.
La familia puede ser muy amplia y puede estar compuesta tanto por familiares directos como indirectos, es decir, consanguíneos y afines.

En muchos casos las empresas que crea un solo socio acaban heredándolas los hijos y estos a su vez se casan y tienen hijos también, lo que da lugar a muchas personas tratando de manejar y dirigir la empresa (que sigue siendo sólo una), por lo que es inevitable que surjan rencillas que incluso, a veces, pueden llegar a suponer tanto problemas familiares como la quiebra de la empresa familiar.

Problemas a evitar, cuestiones a decidir:

Para evitar estos problemas y que la empresa continúe su marcha se realiza lo que llamamos “Protocolo Familiar”.

En ocasiones es difícil decidir quién será el sucesor o quién será el director de algún departamento, pues “la sangre tira mucho”, sin embargo, piensen que lo más inteligente siempre, repetimos, siempre, es la continuación de la empresa por encima de cualquier persona, de esta forma los socios (familiares dueños de las participaciones) seguirán recibiendo sus dividendos.

Pero… ¿Qué es exactamente un Protocolo Familiar? El Protocolo Familiar es un contrato que se firma entre los socios/familiares de la empresa cuyo contenido consiste en decidir la buena marcha y sobre todo, la gestión de la empresa. Desde quién suscribe una ampliación de capital hasta qué formación debe tener el futuro Director General o Jefe de departamento de marketing, cómo se deben valorar las participaciones de la empresa o si para empezar a trabajar en la empresa familiar existe un límite de edad máxima, por ejemplo.

Problemas como la titularidad, gobierno y sucesión de una empresa familiar, son muy comunes y el Protocolo debe resolverlos con muchos años de anterioridad para así evitar discusiones el día que se produzcan. Cuánto antes se sepan las respuestas a las incógnitas futuras antes se asimilarán las mismas por todos los componentes de la familia. Supongamos que decidimos que para ser el Director General se debe ser Licenciado en Económicas, ser Máster en Administración de Empresas por una Universidad concreta y disponer del título A1 de inglés; en este caso queda claro que aunque seas el hijo del dueño si no cumples los requisitos no podrás optar a ser Director General. Si nadie cumple los requisitos entonces habrá que buscar fuera de la familia a quién los cumpla pues eso es lo que se decidió en su momento por el consejo familiar.

Contenido del Protocolo Familiar

Aunque todos los Protocolos deben hacer ad hoc para una empresa concreta, aquí os mencionamos algunos de los aspectos a tratar en cualquier Protocolo Familiar:

  • Relaciones económicas y profesionales de los socios.
  • La forma de entrada y salida de nuevos socios.
  • Los roles y salarios de cada cargo.
  • Los órganos de gobierno (El Consejo Familiar, La Junta de Familia y los Comités de Seguimiento) deben ser desgranados desde el primer momento.
  • Los pasos para designar al sucesor deben ser establecidos con anterioridad a que se produzca dicha sucesión familiar.
  • Las sanciones y multas para los miembros que no cumplan con las normas establecidas deben ser dictadas con antelación.

¿Cómo establecer un protocolo familiar?:

Existen diferentes fases que deben ser llevadas a cabo para realizar un protocolo familiar. Estas, no deben ser pasadas por alto, ya que el protocolo es el que se encargará de gestionar las relaciones en la empresa y aportará soluciones dentro de la toma de decisiones.
Aquí os dejamos las fases a seguir para generar correctamente un Protocolo Familiar:

  • Introspección/Diagnóstico de la familia: todos y cada uno de los miembros deben plantearse si su modo de hacer las cosas es el correcto. Asimismo, deben evaluar si sus planes de futuro son viables.
  • Creación del protocolo: todo pensamiento, inquietud y opinión creada en el punto anterior debe ser recolectado en un documento escrito. Dicho documento debe ser aprobado por todos los miembros de la nueva empresa y debe ser corregido cuantas veces sea necesario.
  • Instauración del protocolo: una vez aprobado por todos los miembros, es momento de realizar toda documentación legal e institucional establecida por los órganos de gobierno.
  • Implementación: es el momento de poner en marcha los puntos establecidos en el protocolo. De hecho, cabe mencionar que en caso de dudas o aclaraciones, es menester acudir a los documentos establecidos y aceptados por los miembros, de modo que toda discusión o malentendido sea resuelto.

Sin lugar a dudas, un Protocolo Familiar es una herramienta diseñada para unificar los lazos profesionales, personales y empresariales, puesto que, el uso correcto de este, puede llevar a una relación de trabajo sana y duradera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: