¿A quién investigará Hacienda en 2018?

Ya se ha publicado en el BOE el plan de actuación para el Control Tributario en 2018, y las directrices son claras:

  1. Seguir reduciendo el fraude fiscal. Más información.
  2. Control del comercio electrónico.
  3. Seguimiento a las Bitcoins y otras “criptomonedas”.
  4. Recaudación: Derivaciones de responsabilidad.

Hacienda tiene muy claro que con todos los avances tecnológicos debe centrar sus esfuerzos en investigar los nuevos modelos de actividad económica surgidos de las aplicaciones móviles y de la posibilidad de colocar servidores informáticos en países que escapan a su control, pero cuya actividad se desarrolla en todo el mundo, pero se dirige de España.

Toda esta investigación debe dar lugar a la obtención de mucha información con la que poder requerir a los contribuyentes, liquidar impuestos, así como evitar el fraude fiscal y la ausencia de declaraciones de actividades económicas.

El Ministerio de Hacienda trabajará para adaptar estos sistemas de obtención de información con especial incidencia en el fraude que se realiza al usar monederos electrónicos, transferencias instantáneas sin titular, ventas de productos de segunda mano por internet y control de las “bitcoins”.

La Agencia Tributaria pretende desarrollar un nuevo modelo de asistencia al contribuyente, que impulsará los medios de identificación (certificado electrónico, Cl@ve PIN, número de referencia, CSV, etc.) que facilitan y agilizan los trámites del contribuyente con la Agencia Tributaria, y los canales de asistencia al contribuyente por medios electrónicos y telefónicos, pero que también aumentan la información y rapidez con la que la reciben en Hacienda, por lo que se aumenta el control.

Ahora además ponen por escrito que los autónomos van a tener vigilancia especial, sin embargo, en la práctica es algo que ya están aplicando, incidiendo en la no deducibilidad de muchos de los gastos en los que estos incurren, aduciendo que no están relacionados con la obtención de ingresos y pasando la carga de la prueba al contribuyente. Aumentarán el control sobre los llamados “falsos autónomos”, para evitar, según Hacienda, prácticas discriminatorias contra los contratos de trabajo laborales, para así asegurar una tributación equitativa.

Como ya dijimos el año pasado, el Suministro Inmediato de Información en el IVA (SII) se acabará implantando definitivamente para todos los contribuyentes, lo que permitirá desarrollar mecanismos más complejos para detectar incongruencias en los datos que se revisan para descubrir posibles actividades ocultas fraudulentas.

Por otro lado, se aumentan los acuerdos firmados con otros países y a través de la Unión Europea, para recibir información de cuentas bancarias de los residentes españoles en otras jurisdicciones, lo que permitirá aflorar nueva tributación de rentas no declaradas, en el marco del proyecto CRS “Common Reporting Standard”, desarrollado por la OCDE e impulsado por el Foro Global de Transparencia e Intercambio de Información. Esta información unida al SII y otras que ya posee Hacienda dará un resultado de estudio a gran escala del “big data”, realizando miles de cruces de datos para descubrir tramas y fraudes de distinta índole.

Los grupos de empresas y las tramas de IVA en el ámbito de la Unión Europea serán otro de los focos a controlar a través del llamado “informe país por país”, tratando de detectar y regularizar el fraude y la elusión fiscal.

Para nosotros el punto más importante por la aplicación práctica que puede tener en la recaudación directa: ¡Atención! Se van a intensificar en los “procedimientos de recaudación” las siguientes actividades:

  • Aumento de la adopción de medidas cautelares.
  • Derivaciones de responsabilidad.
  • Investigaciones patrimoniales para poder cobrar deudas tributarias.
  • Control permanente para reducir deudas pendientes, especialmente en fase de embargo.

Por último, se pretende aumentar la colaboración entre la Agencia Tributaria Central y la de las Administraciones Tributarias de las Comunidades Autónomas. Para ello insistirán en los intercambios de información censal, por lo que se va a desarrollar el “Censo Único Compartido”, intensificando el intercambio de información para mejorar la gestión recaudatoria.

Nota:

Como crítica constructiva que lanzamos desde aquí a la Administración Tributaria en general: en la actualidad estamos más vigilados que protegidos, somos todos culpables y debemos demostrar nuestra inocencia, es decir, al contrario de lo que indica cualquier Ley ahora es el investigado quien debe justificar sus actos y sus gastos como deducibles, entras en la Agencia Tributaria y directamente pareces un delincuente, ya no recibes ayudas, si no que la Administración Tributaria pasa a realizar una vigilancia para obtener rédito, no para enseñar, educar o corregir, cosa que no le importa. Y toda la normativa que surge en los últimos años va dirigida tan solo a recaudar y evitar el fraude, pero no a motivar a las empresas y empresarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: