La capitalización del usufructo en el Impuesto sobre Sucesiones

En gran parte de los testamentos españoles se recoge la figura del usufructuario vitalicio, en la que el difunto deja a una persona (generalmente su cónyuge) el disfrute, hasta que esta fallezca, de toda o parte de su herencia. Ante esta voluntad del testador, el resto de los herederos solo pueden acatarla.

Más concretamente en nuestro Código Civil se define este concepto como: derecho a disfrutar los bienes ajenos con la obligación de conservar su forma y sustancia, a no ser que el título de su constitución o la ley autoricen otra cosa”. La conservación de los bienes implica el pago de los suministros o impuestos que el bien lleve acarreados. El usufructo también puede ser temporal, por un plazo determinado, aunque en la mayoría de los casos se establece de forma vitalicia.

Esto implica que el usufructuario (persona que recibe el usufructo), tendrá derecho a percibir todos los frutos naturales, industriales y civiles futuros de los bienes otorgados, a modo de ejemplo podemos decir que, si se ha recibido el usufructo de un campo de cultivo, dicha persona será también la receptora de los frutos que se obtengan de este o el arrendamiento que se cobre por el mismo. Además, el beneficiario podrá aprovechar por sí mismo la cosa usufructuada, arrendarla a otro y enajenar su derecho de usufructo, aunque sea a título gratuito, pero todos los contratos que celebre como tal usufructuario se resolverán al final del usufructo, a excepción del arrendamiento de las fincas rústicas, el cual se considerará subsistente durante el año agrícola.

· ¿Qué ocurre cuando aparece el usufructo en una herencia?

El usufructo supone que la plena propiedad sobre un bien se divide en dos formas distintas de tener esa propiedad:

  1. La Nuda Propiedad. El nudo propietario será quien ostente la propiedad así llamada en el código civil.
  2. El Usufructo. El usufructuario será aquel que tiene derecho al uso y disfrute del bien, así como recibir los frutos de este mientras dure el usufructo.

· ¿Qué supone entonces capitalizar el usufructo?

Capitalizar el usufructo supone que tanto el nudo propietario como el usufructuario aceptan que la Plena Propiedad de un bien NO se divida entre dos personas, sino que sea uno de ellos el que mantenga la Plena Propiedad o bien que ambos tengan dicha Plena Propiedad, pero un porcentaje concreto sobre dicho bien.

La capitalización del usufructo es un método comúnmente aplicado y aceptado por la jurisprudencia a la hora de abarcar asuntos sobre derechos hereditarios. Se usa bastante puesto que, juega un papel muy importante para cuadrar las cantidades de la masa hereditaria al dividirlas en varios herederos, en la firma de la escritura de adjudicación de herencia, evitando así excesos o defectos en las adjudicaciones y por supuesto evitando problemas futuros.

Si hay acuerdo entre los herederos no habrá problema para llevar a cabo la capitalización del usufructo, en cambio sí se opone alguno de ellos, se deberá atender a la voluntad del testador y se imposibilita aplicar este sistema. Aunque debemos decir que hay una excepción recogida en nuestro ordenamiento al señalarse en el Código Civil que “el cónyuge que al morir su consorte no se hallase separado de éste legalmente o de hecho, si concurre a la herencia con hijos o descendientes, tendrá derecho al usufructo del tercio destinado a mejora” y en este caso los herederos podrán satisfacer al cónyuge su parte de usufructo, asignándole una renta vitalicia de mutuo acuerdo o por mandato judicial.

A su vez, la capitalización del usufructo suele ahorrar gran parte del impuesto sobre sucesiones, sino todo, pues desaparece la valoración del usufructo en la herencia ya que, como hemos explicado, se traspasa todo como Plena Propiedad, aunque sea con porcentajes distintos.

· ¿En qué consiste, tributariamente, “capitalizar el usufructo”?

La capitalización del usufructo vitalicio consiste en convertir dicho concepto en un valor numérico para la adjudicación de herencia y otorgar la plena propiedad de un bien al que en principio iba a ser el usufructuario, pero en el porcentaje que le corresponda calculado con las reglas del usufructo. La conversión se hace mediante cálculo matemático, de la siguiente manera: 89 menos la edad del usufructuario. El resultado es un número que se aplica como un porcentaje y dicho porcentaje lo multiplicamos por el valor del bien. A modo de ejemplo:

89 – 74 (Edad del usufructuario) = 15 %.

El 15% x 250.000 € (Valor del bien) = Valor del usufructo

El porcentaje aplicado nunca podrá superar el 70% ni ser menor de 10%.

· ¿Qué supone la “capitalización del usufructo” civilmente?

El asunto dará un giro cuando la masa hereditaria solo está compuesta por dinero líquido, en ese caso el usufructuario no podría disponer del mismo, pero sí de los intereses que diera el dinero en una cuenta de ahorro o fondo de inversión, por ejemplo. Por ello, la capitalización del usufructo resuelve este problema, pues, civilmente supone la desaparición del usufructo, distribuyéndose toda la herencia como propiedad plena en un 15% (por ejemplo) al usufructuario y un 85% para los herederos, de esta forma se podrían distribuir el saldo de la cuenta bancaria en los porcentajes de nuestro ejemplo y disponer libremente de dichas cantidades cada heredero.

Si este artículo le ha parecido interesante siéntase libre de compartirlo.

Resumen
La capitalización del usufructo en el Impuesto sobre Sucesiones
Título del post
La capitalización del usufructo en el Impuesto sobre Sucesiones
Descripción
La capitalización del usufructo vitalicio consiste en convertir dicho concepto en un valor numérico para la adjudicación de herencia y otorgar la plena propiedad de un bien al que en principio iba a ser el usufructuario, pero en el porcentaje que le corresponda calculado con las reglas del usufructo.
Autor
Editor
Ruiz Ballesteros
Logo editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: