¿Cuándo se me considera Residente Fiscal en España?

A menudo los clientes nos dicen “yo no soy residente fiscal en ningún sitio”. Craso error pensar que no se es residente fiscal, pues cuando menos lo esperemos la Agencia Tributaria Española, o la de cualquier otro país puede reclamarnos los impuestos como residente, y teniendo en cuenta que lo habitual es una prescripción a 4 años, que a alguien le reclamen sus declaraciones de los últimos 4 años por toda su renta mundial puede suponer una cantidad importante de dinero, más los intereses e incluso sanciones por ocultar información.

¿Cuándo considera España que una persona física es residente fiscal en nuestro país? La respuesta en algunos casos puede complicarse, pero vamos a tratar de arrojar luz a esta pregunta. Los criterios son básicamente tres:

  • Permanencia.
  • Vínculos Económicos.
  • Vínculos Personales.

En primer lugar la permanencia durante más de 183 días del año natural en territorio español, teniendo en cuenta que para determinar este periodo no se computan las “ausencias esporádicas” (como las vacaciones), salvo que el contribuyente acredite su residencia fiscal en otro país. Además, si alguien reside en algún territorio considerado “paraíso fiscal” por España, entonces la administración tributaria podrá exigir que se pruebe la permanencia en dicho territorio durante esos mismos 183 días del año natural.

En segundo lugar nos referimos a los vínculos económicos, que para España viene a ser aquel territorio en el que la persona tiene el núcleo principal o la base de sus actividades o intereses económicos, ya sea de forma directa o indirecta. Esto puede ser un arma de doble filo, pero viene interpretándose cómo el lugar desde el que se generan al menos el 51% de los ingresos, o incluso el lugar desde el que diriges tus negocios, aunque ninguna de tus empresas esté situada en ese país. Se habla en ocasiones incluso del lugar desde el que se toman decisiones económicas, financieras o empresariales.

Por último tenemos los vínculos personales, que vienen a significar lo siguiente: si tu cónyuge (del que no estás separado legalmente) y tus hijos menores de edad, dependiendo todos ellos económicamente de ti, tienen su residencia habitual en territorio español, entonces se te considerará a ti también residente fiscal en España, salvo prueba en contrario.

Todo esto quiere decir que, en los dos primeros casos no existe prueba en contrario, es decir, si estás en España más de 183 días o bien, si tienes la base de tus intereses económicos en España, entonces serás considerado residente fiscal en España, salvo claro, que puedas presentar un “certificado de residencia fiscal” de otro país, en cuyo caso quedará probado que no eres residente fiscal en territorio español. Notemos que decimos “o” y no “y”, es decir, basta con cumplir cualquiera de estos requisitos, no es necesario cumplir ambos al mismo tiempo para que Hacienda nos considere residentes fiscales.

En cuanto al cumplimiento del tercer requisito, si tu cónyuge e hijos viven en España y, por ejemplo, tus hijos van a un colegio en la Costa del Sol, entonces Hacienda te considerará residente fiscal, será una presunción automática que sí puede ser anulada demostrando que, a pesar de vivir ellos aquí, tú resides en otro país y viajas para verlos de vez en cuando.

Una vez que se es residente fiscal en España es importante saber que si el contribuyente se traslada a vivir a un paraíso fiscal, entonces podrá ser considerado residente fiscal en España durante el año del cambio y los siguientes cuatro ejercicios, de esta forma seguiría vinculado por razones fiscales a España, con sus consiguientes obligaciones. Esta norma es eludible yendo a vivir durante un año a algún territorio con el que España tenga firmado un convenio de doble imposición, es decir, yendo a vivir a un país no considerado paraíso fiscal por España y trasladarse al siguiente al país que se desee, pues el primer año habrá servido para la desvinculación fiscal de territorio español.

¿Cómo se resuelven los conflictos de residencia fiscal? En ocasiones es realmente difícil demostrar la residencia fiscal en un Estado u otro, de hecho, si el pastel es suculento ambos países pueden considerarte residente fiscal. En estos casos, para evitar la doble tributación existen mecanismos de resolución de conflictos, que pasan siempre por la existencia de convenio entre los Estados. Normalmente se aplicarán las siguientes reglas para determinar la residencia entre dos países, con el siguiente orden:

  1. Será residente del Estado donde tenga una vivienda permanente[1] a su disposición. A falta de vivienda permanente o para el caso de tener vivienda en ambos países:
  2. Donde tenga relaciones personales y económicas más estrechas. Por ejemplo, el colegio de los niños, el club de golf, el gimnasio o la Iglesia que frecuentas.
  3. En defecto de los anteriores, donde viva habitualmente, aunque no se alcancen los 183 días del año natural.
  4. En cuarto puesto para dirimir la residencia está la Nacionalidad. Si no se puede determinar por ninguno de los puntos anteriores será residente de aquel país del que sea nacional. Pero ¿y si de los países en discordia no es ninguno el de su nacionalidad? Entonces iremos al quinto punto.
  5. Finalmente se determinará por mutuo acuerdo entre los Estados.

Como se puede observar en ocasiones la determinación de la residencia fiscal se puede enrarecer hasta niveles insospechados, para ello es importante haber hecho una buena planificación fiscal, pues las obligaciones que genera el ser residente fiscal en un país suelen ser muchas, la mayoría obligan a tributar por toda tu renta mundial. Incluso algunos países sabemos que ni siquiera emiten certificados de residencia fiscal que la Agencia Tributaria pueda aceptar como válidos ¿qué hacemos cuando un país no emite certificado de residencia fiscal? En estos casos, ya dio solución la Dirección General de Tributos al responder a una consulta, la número 0665-13, indicando que entonces Hacienda podrá aceptar las pruebas que demuestren la residencia fiscal en otro país, aunque sea sin certificado. Sin embargo debemos decir que, en la práctica, Hacienda adopta la postura que puede interesarle, denegando la validez de pruebas o simplemente no aceptando las mismas como válidas.

Los medios de prueba que no suelen fallar es el inscribirse en la embajada correspondiente y aportar el pasaporte en el que se demuestran las entradas y salidas del país, pero cada caso es particular y debe considerarse como único.

Por último, reseñar que el permiso de residencia no es lo mismo que la residencia fiscal.

Es evidente que toda esta legislación puede tener distintos puntos de vista y sobre todo distintas aplicaciones. Lo que es fundamental es planificar fiscalmente los movimientos cuando se trata de pagar impuestos en un país o en otro. Para ello, contacte siempre con profesionales.

[1] Hacienda considera vivienda permanente en la práctica, aquella que puedes habitar en cualquier momento, es decir, aquella que tienes preparada para ocupar sin previa preparación. Tienes sábanas, toallas, utensilios de cocina, electrodomésticos, etc.

11 comentarios de “¿Cuándo se me considera Residente Fiscal en España?

  1. Martin dice:

    Buenos dias…
    Articulo muy interesante.
    Una pregunta : Soy de Francia (tengo una vivienda en Francia, proprietario, francès y residente fiscal en Francia) y tambien 2 viviendas en Espana (cataluña y andalucia).
    Mi familia esta en Francia, mi trabajo esta en Francia, rentas de alquiler en Francia, ahorros en cuentas francesas, etc..
    Entiendo que aunque estaria en Espana mas de 183 dias , quedaria residente fiscal en Francia porque es el pais donde tengo “relaciones personales y económicas más estrechas” ?

    Gracias.

    • Ruiz Ballesteros Abogados y Asesores Fiscales dice:

      Estimado Sr. Martin,

      Gracias por su comentario, le vamos a escribir un correo a su dirección privada.

  2. Gloria dice:

    Resido fuera de España hace 12 años, la última vez que pagué impuestos fue en Alemania, hace 10 (junto con mi marido) . Desde hace 10 resido en Luxemburgo, mi marido es alemán y trabaja para las Instituciones europeas y yo soy ama de casa. No soy residente fiscal en España a ningun efecto, no tengo ni un trabajo, ni siquiera cuenta bancaria, solo paso unas semanas al año en España, no gano dinero en España, mis hijos nunca han vivido allí. Ahora voy a vender un pisito (que estaba pagado del todo y vacío) y me ha entrado la duda de si eso lo tengo que declarar en España también o solo aquí, que es donde voy a hacer el ingreso. Un saludo y muchas gracias por su respuesta.

    • Ruiz Ballesteros Abogados y Asesores Fiscales dice:

      Estimada Gloria,

      En primer lugar gracias por contactar con nosotros.

      La respuesta a su pregunta es que Sí, si usted es propietaria de un inmueble en España y lo vende entonces tendrá que declarar la ganancia patrimonial como No Residente fiscal, pagando por ello.

      Además, cada año debió usted hacer la declaración del “Impuesto sobre la Renta de No Residentes” y liquidar el impuesto correspondiente por ser propietaria del inmueble, dicho impuesto depende del valor catastral de la vivienda. Si no ha hecho esto tenga la seguridad de que la Agencia Tributaria tratará de liquidarle estos impuestos junto con la ganancia patrimonial cuando venda esta vivienda.

      Por último, en el momento de la venta el comprador deberá practicar una retención del 3% sobre el precio de venta e ingresarlo en Hacienda a cuenta de dicha ganancia patrimonial.

      Si desea contactar con nosotros de forma privada para más información a este respecto o para contratar nuestros servicios para cumplir con todas estas obligaciones, puede hacerlo a través de nuestro correo electrónico: jrb@jrb.es o bien en el teléfono +34 952.779874 y preguntar por el departamento fiscal.

      Atentamente,

      Ruiz Ballesteros Abogados y Asesores Fiscales

  3. Sara dice:

    Buenas tardes, he buscado en páginas web sobre los residentes y no residentes y no he obtenido la respuesta que estoy buscando a ver si usted puede sacarme de dudas. Si una persona ha sido no residente hasta el 2016. Y en junio del 2016 ( supongamos), obtiene la residencia fiscal en España, ¿desde qué momento se considera que es Residente Fiscal? ¿ qué tiene que recibir para que sea considerada Residente fiscal? es decir, debe recibir un certificado o documento dónde ponga que desde tal fecha ( un dia en concreto) se considera que ya es Residente fiscal?Lo pregunto porque cuando pasas de no residente a residente en un mismo año, por ejemplo 2016. ¿ en 2017, haces el impuesto de no residente por los dias que en 2016 has sido NO RESIDENTE, o directamente haces la declaración de la Renta en junio del 2017 por todo el año 2016 hayas sido residente o no? Gracias y espero que me responda. Un saludo

    • Ruiz Ballesteros Abogados y Asesores Fiscales dice:

      Estimada Sara,

      Como indicamos en este post usted debe permanecer más de 183 días en España para ser considerada residente fiscal, por tanto, si comienza a vivir aquí antes del 30 de junio de cualquier año, para el 31 de diciembre podrá ser considerada residente fiscal en España.

      Si además quiere que se le considere así, podrá hacer usted una comunicación a la Agencia Tributaria, pero en cualquier caso son los medios de prueba los que determinan la residencia fiscal. Si en abril-mayo del año siguiente hace usted su declaración de la renta en este sentido, estará generando desde luego una prueba (aunque no tiene por qué ser la única).

      En cuanto a la obligación de declarar se genera para todo un año, es decir, en 2017 usted declarará todo el año 2016 y su declaración se realiza por toda su Renta Mundial.

  4. Sergio Sanz dice:

    Creo que mi caso será uno de los más extraños que hayáis escuchado.

    Resulta que desde el 1 de enero hasta el 30 de marzo he estado con contrato en regimen general en una empresa española en España. Lo que pasa es que me quise ir a Chile durante 1 año para hacer turismo por el continente. Mi empresa me dijo que no podía tener entonces ya contrato, y que me tenía que hacer freelance. Así que me hice autónomo desde el 1 de abril y me vine para Chile. Yo trabajo desde mi ordenador desde Chile o desde el país que esté visitando. Me conecto a los servidores que tengo en españa/italia y hago mi trabajo. Las facturas me las hacen en españa con mi domicilio fiscal en españa y pago el IRPF en españa.

    El problema es que en Chile voy a estar físicamente más de 183 días, pero pensé que podría ser autónomo en españa para así seguir cotizando allí y porque el 1 de abril de 2018 volveré a españa definitivamente. No quería perder esa cotización por un año de turismo.

    Creo que podría ser correcto tributar en españa porque mi vida la tengo allí, los sistemas que uso están ahí. Además en Chile yo no trabajo para ninguna empresa de aquí, no recibo nada de Chile, solo vivo, viajo y uso el ordenador para teletrabajar como si estuviera en España.

    Si no cruzan datos de estampados de pasaportes entre países no debería reclamarme Chile nada si no he obtenido ninguna renta allí, porque para ellos no trabajo.

    Tal vez españa pueda comunicar algo a Chile? por convenios de doble imposición no tendría que pagar nada en alguno de los dos países, pero si no lo hiciera y lo dejara pasar pagando en España no sé si podrían reclamar internacionalmente que me detuvieran si no recibo ninguna notificación sobre alguna inspección que me hagan en Chile al volverme a España.

    Saludos,
    Sergio

    • Ruiz Ballesteros Abogados y Asesores Fiscales dice:

      Estimado Sr. Sanz,

      Muchas gracias por su comentario en nuestro blog.

      Ha comentado su caso, para responder debemos realizar un estudio pormenorizado de su situación, para lo cual podríamos prepararle un presupuesto y enviárselo al correo electrónico que nos proporcionó al enviar el comentario o enviarnos otro mensaje por privado a través de nuestra página de consultas: https://www.ruizballesteros.es/contacto-y-consulta/

      Si así lo desea indíquenos dicho correo electrónico rellenando el formulario de dicha página y le escribiremos al mismo.

      Un saludo,

  5. AB dice:

    Muy interesante artículo. Me queda una duda referente a la situación en que nos encontramos los que cambiamos de país a mitad de año, no sé si me la pueden aclarar.
    Soy de nacionalidad española y británica. He vivido en Londres 20 años, desde agosto de 1997 hasta 2017. En 2017 trabajé en Londres hasta el 11 de agosto, regresé a España el 14 de agosto y me incorporé a un nuevo trabajo el 21 de agosto. El año fiscal en Reino Unido va de abril a mayo, en España de enero a diciembre. ¿En qué momento paso de ser residente fiscal en el Reino Unido a ser residente fiscal en España? Entiendo que dado que en 2017 he estado menos de 183 días en España, no soy residente fiscal en España ese año. Por otra parte, en el Reino Unido dado que el año fiscal va de abril a mayo, también he pasado menos de 183 días el año fiscal de abril 2017 a mayo 2018.
    Entiendo que Inland Revenue contempla la posibilidad de un año fiscal dividido (split year), que supone que me considerarian residente fiscal todo el año, una parte como residente, otra parte como ausente. No veo nada similar en Agencia Tributaria…
    ¿Cómo se resuelven estas situaciones?

  6. PAMELA dice:

    BUENOS DIAS:
    ME MARCHO A ESTADOS UNIDOS PARA ACOMPAÑAR A MIS HIJOS EN 4 AÑOS ESCOLARES , ELLOS VIAJAN CON VISADO DE ESTUDIANTE Y YO CON VISADO DE TURISTA EXTENSIBLE YA QUE SON MENORES DE EDAD. MI MARIDO SEGUIRA TRABAJANDO PARA LA EMPRESA ESPAÑOLA Y VINIENDO TODOS LOS MESES A VERNOS. YO PERMANECER MAS DE 183 DIAS PERO EL QUIZA NO LLEGUE A TANTO. LOGICAMENTE YO NO VOY A TRABAJAR PERO SI VAMOS A COMPRAR UNA CASA DE RESIDENCIA HABITUAL, ABRIR CUENTAS CORRIENTES Y COMPRAR COCHES.
    SIEMPRE PRESENTAMOS DECLARACION CONJUNTA EN LA AGENCIA TRIBUTARIA . LA PREGUNTA ES A EFECTOS DE HACIENDA PODEMOS SER NO RESIDENTES LOS DOS DURANTE ESTE PERIODO DE TIEMPO SI HACEMOS LA DECLARACION CONJUNTA EN USA, AUNQUE YO NO PERCIBAS RENTAS DEL TRABAJO.
    GRACIAS

    • Ruiz Ballesteros Abogados y Asesores Fiscales dice:

      Estimada Pamela,

      Gracias por su correo y consulta.

      Podemos darle un presupuesto para responder a su consulta con mayor profundidad, nos haría falta una copia de su DNI, conocer edades de sus hijos, indicarnos si continuarán dependiendo económicamente de ustedes (que entendemos que sí porque van a estudiar), y también saber si su marido seguirá trabajando y cobrando de una empresa española, dejando usted de trabajar y estar en España de forma continua. Díganos también qué tiempo estimado pasaría su marido en España y qué tiempo pasaría fuera de España. Asimismo sería interesante saber si están casados, civilmente hablando (régimen matrimonial en ese caso), si tienen bienes en España y si estos bienes están a nombre de usted y su marido o sólo a nombre de uno de ustedes.

      Con estos datos podremos darle un presupuesto más cerrado para responder a sus necesidades.

      Puede contactarnos a través del correo administracion@jrb.es o a través del nº de teléfono +34 952 779 874

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: