Herencia sin testamento o “ab intestato”

¿Qué hacer? y ¿Qué es la declaración de herederos abintestato?

Con el fallecimiento de una persona se abre su proceso hereditario. Si esta realizó testamento antes de su defunción el proceso resulta sencillo y por lo general culmina en una sola acción que es la aceptación y adjudicación de herencia o la renuncia de la misma, ambas opciones ante notario y en escritura pública. En cambio, si el fallecido no otorgó testamento se debe llevar a cabo un trámite previo al anterior que alarga las gestiones. Este último caso es lo que se conoce con el término en latín “ab intestato”.

En concreto, la sucesión “ab intestato” o intestada es aquella en la que, se descubre que el difunto no manifestó sus últimas voluntades o bien porque no quiso o porque su testamento se ha declarado nulo por diferentes causas, se ha destruido o perdido y en consecuencia no se recoge ninguna decisión específica del mismo a la hora de repartir sus bienes. Al no haber una disposición expresa del sujeto sobre su caudal hereditario, la distribución se lleva a cabo conforme a la ley aplicable en esta materia.

Por tanto, en las situaciones de herencia sin testar, previo a cualquier otro trámite se debe proceder con la “declaración de herederos ab intestato”, antes de la entrada en vigor de la Ley de Jurisdicción Voluntaria el 23 de julio de 2015, se hacía en el Juzgado, ahora se realiza ante Notario en el lugar donde el difunto tenía su domicilio o en su defecto donde tuviese la mayor parte de sus bienes o donde hubiese fallecido, siempre que estén en España. La declaración se deberá llevar a cabo por uno de los herederos, ya que, no será necesario la confluencia de todos ellos. Firmada ésta, existe un plazo de espera de 20 días hábiles, que suponen prácticamente un mes, hasta que el Notario pueda hacer la declaración oficial de quienes son los herederos.  Dicho plazo se establece con el objetivo de que el fedatario público pueda realizar las investigaciones que considere necesarias y si fuese preciso practicar la audiencia de otros posibles interesados.

Para cumplir con este trámite es necesario que se posea la siguiente documentación, sin la cual no se podría ejecutar:

  1. Certificado de defunción del causante.
  2. DNI del difunto.
  3. DNI de los herederos.
  4. Certificado de últimas voluntades.
  5. Libro de familia o certificados de nacimiento de los herederos.
  6. Presencia de dos testigos, amigos de la familia, que puedan declarar la relación existente entre el fallecido y los supuestos herederos y que además tengan capacidad para poder realizar la declaración que se les exige. Deberán también declarar que no tienen conocimiento de que existan otros posibles herederos.
  7. Y cualquier otro documento relevante para facilitar la identificación de los participantes en la herencia y derecho a heredar.

La inexistencia de una voluntad de adjudicación hace que sea la ley la que decida sobre la adjudicación de la masa a heredar, llamando a heredar a los parientes más cercanos. El parentesco circula en línea recta de arriba hacia abajo (de padres a hijos). Se aplicará, por tanto, el Código Civil en concreto sus artículos 806 y siguientes.

Los herederos por orden serían:

  1. Los hijos y descendientes respecto de sus padres y ascendientes.
  2. A falta de los anteriores, los padres y ascendientes respecto de sus hijos y descendientes.
  3. A falta de los anteriores, el viudo o viuda, si no está separado de hecho o judicialmente. Por lo que en estos casos la “pareja de hecho” no heredaría.
Resumen
Herencia sin testamento o “ab intestato”
Título del post
Herencia sin testamento o “ab intestato”
Descripción
¿Qué hacer? y ¿Qué es la declaración de herederos abintestato? Con el fallecimiento de una persona se abre su proceso hereditario. Si el fallecido no otorgó testamento se debe llevar a cabo un trámite previo a la aceptación y adjudicación de herencia o a la renuncia de la misma que alarga las gestiones.
Autor
Editor
Ruiz Ballesteros
Logo editor

Un comentario de “Herencia sin testamento o “ab intestato”

  1. Jose dice:

    Hola Macarena. Unas dudas que tengo. Te contextualizo. Somos tres hermanos que residen en Valencia, lugar también de los inmuebles de herencia.
    1. Si renuncio a la herencia, ¿tengo que pagar alguna tasa o tributo?
    2. Si dos hermanos renuncian y uno de los hermanos no renuncia, pero no pueda pagar los impuestos de aceptación aunque vive en una vivienda afectada ¿qué le ocurre? ¿debe abandonar la vivienda?
    3. Si renunciamos los tres y pasa a manos de la Generalitat y procede a la subasta, cuando se vendan los inmuebles ¿nos corresponde algo a los hermanos por esta venta?

    Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: