La limitación extraordinaria de la actualización anual de la renta de los contratos de arrendamiento de vivienda con renta antigua.

El Real Decreto-ley 6/2022, de 29 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes en el marco del Plan Nacional de respuesta a las consecuencias económicas y sociales de la guerra en Ucrania, establecía que en el caso de que el arrendador no fuera un gran tenedor, el incremento de la renta se pactaría entre las partes del contrato y, en ausencia de este acuerdo entre las partes, el incremento de la renta no podría exceder del resultado de aplicar la variación anual del Índice de Garantía de Competitividad (y no el IPC, como viene siendo habitual) a fecha de actualización de la renta según contrato, tomando como mes de referencia el anterior a la actualización. Es decir, si la renta se actualizaba el mes de junio, debíamos tomar como referencia el índice publicado en el mes de mayo.

En un primer momento, esta limitación extraordinaria de la actualización de renta se limitaba a los contratos que debieran actualizar el alquiler entre el 29 de marzo al 30 de junio de 2022, sin embargo, Real Decreto-ley 11/2022, de 25 de junio, sometió a los contratos hasta el 31 de diciembre de 2022 a esta restricción.

La utilización del Índice de Garantía de Competitividad y no del Índice de Precios al consumo, el utilizado para actualizar los contratos de arrendamiento, responde a que el IPC está disparado, situándose entorno al 10%, mientras que el IGC se encuentra al 4,76% de variación a fecha actualizada el 19 de agosto de 2022.

En principio, esta limitación únicamente está sujeta al año para el que opera la actualización de la renta, pero podría ocurrir que la medida se prorrogara.

Pero ¿qué pasa con los contratos de renta antigua que gozan de una renta muy por debajo del mercado actual?

Los contratos de arrendamiento de vivienda celebrados antes del 9 de mayo de 1985, que continúen vigentes, se siguen rigiendo por las normas relativas al contrato de inquilinato del texto refundido de la Ley de Arrendamientos Urbanos de 1964.

Estos contratos se caracterizan, no solo por su diferencia normativa, sino por su distinción en el marco económico de los arrendamientos, ya que se trata de viviendas que tienen una renta muy por debajo del mercado actual.

Pues bien, el Real Decreto-ley 6/2022, impone la limitación extraordinaria de la actualización anual de la renta a los contratos de arrendamiento de vivienda sujetos a la Ley 29/1994, de 24 de noviembre y, pudiera parecer que, según su dicción literal, los contratos de renta antigua quedan exonerados de esa limitación en la actualización de la renta.

Sin embargo, este planteamiento puede ser dudoso, ya que, aunque los contratos de arrendamiento de vivienda celebrados antes del 9 de mayo de 1985 se regulan en las Disposiciones Transitorias de la Ley de Arrendamientos Urbanos, sometiéndolas al régimen normativo anterior, no es menos cierto, que subsidiariamente, se aplicaría la LAU, por tanto, sí podrían estar sujetos a esa limitación establecida por el Real Decreto-ley 6/2022.

En consecuencia, la mejor opción para las partes del contrato es llegar a un acuerdo en cuanto a la limitación de la actualización de la renta, con independencia de si el contrato es de renta antigua o se encuentra sometido a la LAU. En caso de discrepancia, habría que aplicar el Índice de Garantía de Competitividad, tomando como referencia el mes anterior al que vaya a operar la actualización.

Resumen
La limitación extraordinaria de la actualización anual de la renta de los contratos de arrendamiento de vivienda con renta antigua.
Título del post
La limitación extraordinaria de la actualización anual de la renta de los contratos de arrendamiento de vivienda con renta antigua.
Descripción
el Real Decreto-ley 6/2022, impone la limitación extraordinaria de la actualización anual de la renta a los contratos de arrendamiento de vivienda sujetos a la Ley 29/1994, de 24 de noviembre y, pudiera parecer que, según su dicción literal, los contratos de renta antigua quedan exonerados de esa limitación en la actualización de la renta.
Autor
Editor
Ruiz Ballesteros
Logo editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.